historias
Actualizaciones Recientes
  • LEYENDA DEL ORIGEN DE LA HALLACA: ( La penitencia)
    Don Sancho, al observar la situación que se había producido, consulta al Obispo, quien sorprendido asegura que tales acciones no podían quedar sin castigo, imponiendo a los caraqueños la penitencia de comer durante todo el mes de diciembre y hasta el fin de los siglos mazacote de maíz con sobras de picadillo, envueltas en la miserable hoja de plátano que ocultó la desgracia.

    Y los caraqueños cumplieron, sin embargo, el que hace la ley hace la trampa, dice un proverbio. Siglo tras siglo los habitantes pagaron su culpa, pero el inocente obispo no especificó la procedencia ni la calidad de los picadillos, por tanto, lo que al principio fue bazofia, no lo fue así para los penitentes, quienes hicieron sus picadillos con buen jamón, buenas piernas de gallina, aceitunas, tocinos y hasta las sobras de vino que allí conseguían.
    LEYENDA DEL ORIGEN DE LA HALLACA: ( La penitencia) Don Sancho, al observar la situación que se había producido, consulta al Obispo, quien sorprendido asegura que tales acciones no podían quedar sin castigo, imponiendo a los caraqueños la penitencia de comer durante todo el mes de diciembre y hasta el fin de los siglos mazacote de maíz con sobras de picadillo, envueltas en la miserable hoja de plátano que ocultó la desgracia. Y los caraqueños cumplieron, sin embargo, el que hace la ley hace la trampa, dice un proverbio. Siglo tras siglo los habitantes pagaron su culpa, pero el inocente obispo no especificó la procedencia ni la calidad de los picadillos, por tanto, lo que al principio fue bazofia, no lo fue así para los penitentes, quienes hicieron sus picadillos con buen jamón, buenas piernas de gallina, aceitunas, tocinos y hasta las sobras de vino que allí conseguían.
    4
    0 Comentarios 0 Compartido
  • LEYENDA DEL ORIGEN DE LA HALLACA: (La alimentación de los indios) La razón de la enfermedad de los indios era la mala alimentación de estos hombres sometidos al trabajo intenso y constante, recibían diariamente. Se trataba de una pasta de maíz, sin sal, envuelta en hojas de plátano para poder ser calentada sin que se regara.

    Al observar esto, el gobernador decide que en adelante recogerían la mitad de las sobras de todas las casas, destinando la otra mitad para la alimentación para los cerdos. Sin embargo, los ciudadanos de aquel entonces, valoraban más a un cerdo gordo que a un indio sano, por lo cual los animales se llevaban la mejor parte. Esto ocasionó, que semanas antes de la navidad se desatara una epidemia de disentería, la cual cobró más vidas indígenas que la mala alimentación que llevaban antes de aplicar la brillante idea del gobernador Sanchórquiz.
    LEYENDA DEL ORIGEN DE LA HALLACA: (La alimentación de los indios) La razón de la enfermedad de los indios era la mala alimentación de estos hombres sometidos al trabajo intenso y constante, recibían diariamente. Se trataba de una pasta de maíz, sin sal, envuelta en hojas de plátano para poder ser calentada sin que se regara. Al observar esto, el gobernador decide que en adelante recogerían la mitad de las sobras de todas las casas, destinando la otra mitad para la alimentación para los cerdos. Sin embargo, los ciudadanos de aquel entonces, valoraban más a un cerdo gordo que a un indio sano, por lo cual los animales se llevaban la mejor parte. Esto ocasionó, que semanas antes de la navidad se desatara una epidemia de disentería, la cual cobró más vidas indígenas que la mala alimentación que llevaban antes de aplicar la brillante idea del gobernador Sanchórquiz.
    4
    0 Comentarios 0 Compartido
  • LEYENDA DEL ORIGEN DE LA HALLACA(la enfermedad de los indios). Sin embargo, durante el proceso de mejoramiento de la vía, los indios que allí laboraban comienzan a morir masivamente, "morían como moscas", afirma el autor. Este hecho capta la atención del gobernador Sancho de Alquiza, quien preocupado se propone investigar la razón de tan altos números de mortalidad.
    Al llegar al lugar, el gobernador se sorprende al observar el estado de desnutrición en el que se encontraban aquellos hombres, asegurando que resultaba imposible que seres con tales condiciones se hubiesen logrado resistir a los ataques del conquistador Lozada.
    LEYENDA DEL ORIGEN DE LA HALLACA(la enfermedad de los indios). Sin embargo, durante el proceso de mejoramiento de la vía, los indios que allí laboraban comienzan a morir masivamente, "morían como moscas", afirma el autor. Este hecho capta la atención del gobernador Sancho de Alquiza, quien preocupado se propone investigar la razón de tan altos números de mortalidad. Al llegar al lugar, el gobernador se sorprende al observar el estado de desnutrición en el que se encontraban aquellos hombres, asegurando que resultaba imposible que seres con tales condiciones se hubiesen logrado resistir a los ataques del conquistador Lozada.
    3
    0 Comentarios 0 Compartido
  • LEYENDA DEL ORIGEN DE LA HALLACA,( el trabajo de los indios)
    Don Sancho de Alquiza, llamado también Sanchórquiz
    Este personaje, afirma el escritor venezolano, llegó al país en 1606 y fue gobernador durante 5 años. Durante su gestión, el antiguo camino de la Marina, que conducía por el cerro hacia el vecino puerto de la Guaira, o mejor conocido como el camino de los españoles, fue embaldosado y como era de suponer, la dura labor de extraer la piedra de las montañas y colocarla en el camino fue asignada a los indios que sobrevivieron a Lozada.
    LEYENDA DEL ORIGEN DE LA HALLACA,( el trabajo de los indios) Don Sancho de Alquiza, llamado también Sanchórquiz Este personaje, afirma el escritor venezolano, llegó al país en 1606 y fue gobernador durante 5 años. Durante su gestión, el antiguo camino de la Marina, que conducía por el cerro hacia el vecino puerto de la Guaira, o mejor conocido como el camino de los españoles, fue embaldosado y como era de suponer, la dura labor de extraer la piedra de las montañas y colocarla en el camino fue asignada a los indios que sobrevivieron a Lozada.
    3
    0 Comentarios 0 Compartido
  • LEYENDA DEL ORIGEN DE LA HALLACA EN EL CAMINO DE CARACAS A LA GUAIRA. (El camino de los Españoles).

    Francisco Herrera Luque, considerado como el creador de la literatura histórica venezolana moderna, cuyas obras han tenido amplia difusión dentro y fuera de las fronteras del país, presenta en su libro La Historia Fabulada una divertida teoría acerca de los orígenes de la hallaca.
    En la historia, el autor afirma que existe una vieja leyenda caraqueña que señala a Don Sancho de Alquiza, llamado también Sanchórquiz, como el inventor del plato venezolano. De acuerdo a la historia presentada por Herrera Luque, la hallaca, antes de tener su origen en la abundancia, nació de la tristeza y del hambre.

    LEYENDA DEL ORIGEN DE LA HALLACA EN EL CAMINO DE CARACAS A LA GUAIRA. (El camino de los Españoles). Francisco Herrera Luque, considerado como el creador de la literatura histórica venezolana moderna, cuyas obras han tenido amplia difusión dentro y fuera de las fronteras del país, presenta en su libro La Historia Fabulada una divertida teoría acerca de los orígenes de la hallaca. En la historia, el autor afirma que existe una vieja leyenda caraqueña que señala a Don Sancho de Alquiza, llamado también Sanchórquiz, como el inventor del plato venezolano. De acuerdo a la historia presentada por Herrera Luque, la hallaca, antes de tener su origen en la abundancia, nació de la tristeza y del hambre.
    4
    1 Comentarios 0 Compartido
  • La Dama Blanca

    Un doctor respetado había salido de una larga jornada de trabajo, estaba cansado y apenas eran las 5 de la tarde. El día estaba nublado, llovía desde la mañana y el clima no tenía intenciones de cambiar, así que agotado y con mucha hambre, emprendió su camino hasta el estacionamiento, subió a su auto y encendió la calefacción, este sería un viaje largo y aburrido hasta su casa, después de todo, su hogar estaba muy alejado del hospital donde trabaja, quizás le tomaría una hora o dos llegar.Cuando estaba en plena vía, notó que una mujer vestida de blanco estaba caminando a paso apresurado por la orilla de la acera. Varios autos pasaban por su lado pero ninguno le brindaba ayuda, a esas alturas ella estaba totalmente empapada y posiblemente temblando de frío, así que el médico aparcó el auto cerca de ella y la invitó a subirse, la llevaría a su casa antes de que se enfermara. La dama aceptó, pero en todo el camino se mantuvo en silencio observando la carretera.Pasaron alrededor de 30 minutos cuando llegaron a las inmediaciones de un gran puente, fue allí cuando el médico notó lo asustada que se encontraba aquella mujer, estaba temblando demasiado y lloraba. Ella le dio la indicación sobre la dirección de su casa, ya estaban cerca así que en pocos minutos ya ella se estaba bajando del auto. Él le dio un paraguas para no se siguiera mojando, la mujer se fue e ingresó a la casa, pero no volvió a salir. Ya el médico se estaba impacientando, así que fue hasta ese lugar y tocó la puerta, lo recibió una pareja de ancianos extrañados por su visita. Él les comentó todo lo ocurrido y ellos palidecieron. La mujer era su hija, misma que había fallecido hace 5 años en un accidente justo en el puente cercano a su casa. Ella sigue apareciendo en ese puente, la llaman la dama blanca.Hay varias versiones de esta historia. Según testimonios, se ha visto tanto en Europa como en América. Aquí está una de las muchas historias que la presentan. Tomemos esta historia porque la cuenta un médico. Una persona que parece ser bastante realista y tiene los pies firmemente en el suelo. El testimonio data de 1977.
    La Dama Blanca Un doctor respetado había salido de una larga jornada de trabajo, estaba cansado y apenas eran las 5 de la tarde. El día estaba nublado, llovía desde la mañana y el clima no tenía intenciones de cambiar, así que agotado y con mucha hambre, emprendió su camino hasta el estacionamiento, subió a su auto y encendió la calefacción, este sería un viaje largo y aburrido hasta su casa, después de todo, su hogar estaba muy alejado del hospital donde trabaja, quizás le tomaría una hora o dos llegar.Cuando estaba en plena vía, notó que una mujer vestida de blanco estaba caminando a paso apresurado por la orilla de la acera. Varios autos pasaban por su lado pero ninguno le brindaba ayuda, a esas alturas ella estaba totalmente empapada y posiblemente temblando de frío, así que el médico aparcó el auto cerca de ella y la invitó a subirse, la llevaría a su casa antes de que se enfermara. La dama aceptó, pero en todo el camino se mantuvo en silencio observando la carretera.Pasaron alrededor de 30 minutos cuando llegaron a las inmediaciones de un gran puente, fue allí cuando el médico notó lo asustada que se encontraba aquella mujer, estaba temblando demasiado y lloraba. Ella le dio la indicación sobre la dirección de su casa, ya estaban cerca así que en pocos minutos ya ella se estaba bajando del auto. Él le dio un paraguas para no se siguiera mojando, la mujer se fue e ingresó a la casa, pero no volvió a salir. Ya el médico se estaba impacientando, así que fue hasta ese lugar y tocó la puerta, lo recibió una pareja de ancianos extrañados por su visita. Él les comentó todo lo ocurrido y ellos palidecieron. La mujer era su hija, misma que había fallecido hace 5 años en un accidente justo en el puente cercano a su casa. Ella sigue apareciendo en ese puente, la llaman la dama blanca.Hay varias versiones de esta historia. Según testimonios, se ha visto tanto en Europa como en América. Aquí está una de las muchas historias que la presentan. Tomemos esta historia porque la cuenta un médico. Una persona que parece ser bastante realista y tiene los pies firmemente en el suelo. El testimonio data de 1977.
    2
    0 Comentarios 0 Compartido
  • El vecino
    Gabriel tenía 25 años, vivía solo en un apartamento promedio en la ciudad, era poco lo que podía permitirse pero era suficiente para vivir y salir adelante. Una noche escuchó gritos e impactos de puñetazos, él estaba preocupado porque desde que se había mudado a ese lugar era el único inquilino de ese piso. Justo a las 12 de la noche alguien tocó la puerta de su apartamento y muy extrañado fue a abrir. Frente a él se encontraba una mujer muy blanca, se veía cansada y tenía un gran golpe en el ojo que le generó un hematoma bastante feo, ella le preguntó si podía quedarse con él, pues su marido le había golpeado y a la mañana siguiente su familia la iría a recoger. Él no se negó, la hizo pasar y acomodó el sofá para que ella pudiera descansar cómodamente, era lo único que podía ofrecerle y ella no se quejó, solo le agradeció ese pequeño gesto y se fue a acostar. Al día siguiente, cuando Gabriel iba a hacer el desayuno para ambos, notó que la sábana que le había dado a la señora estaba doblada delicadamente y la mujer ya no estaba. No se extrañó, quizás la familia la había buscado muy temprano y ahora ella estaría denunciando a su esposo, sin embargo, ella volvió a aparecer a las 12 de la noche más golpeada que el día anterior. Todo eso se repitió por una semana completa y ya el chico estaba angustiado, la mujer no le decía nada de su marido, solo se dedicaba a negarse hablar y a descansar en su sofá. La noche anterior los gritos desesperados de la mujer y el estado crítico en el que llegó lo hicieron pensar que pronto el esposo la iba a matar, así que bajó hasta la oficina de seguridad.
    Grande fue su sorpresa cuando los vigilantes y vecinos le dijeron que lo que decía era imposible, que esa mujer no podía quedarse en su habitación. Ella había muerto hace más de un año, su esposo la había asesinado.
    El vecino Gabriel tenía 25 años, vivía solo en un apartamento promedio en la ciudad, era poco lo que podía permitirse pero era suficiente para vivir y salir adelante. Una noche escuchó gritos e impactos de puñetazos, él estaba preocupado porque desde que se había mudado a ese lugar era el único inquilino de ese piso. Justo a las 12 de la noche alguien tocó la puerta de su apartamento y muy extrañado fue a abrir. Frente a él se encontraba una mujer muy blanca, se veía cansada y tenía un gran golpe en el ojo que le generó un hematoma bastante feo, ella le preguntó si podía quedarse con él, pues su marido le había golpeado y a la mañana siguiente su familia la iría a recoger. Él no se negó, la hizo pasar y acomodó el sofá para que ella pudiera descansar cómodamente, era lo único que podía ofrecerle y ella no se quejó, solo le agradeció ese pequeño gesto y se fue a acostar. Al día siguiente, cuando Gabriel iba a hacer el desayuno para ambos, notó que la sábana que le había dado a la señora estaba doblada delicadamente y la mujer ya no estaba. No se extrañó, quizás la familia la había buscado muy temprano y ahora ella estaría denunciando a su esposo, sin embargo, ella volvió a aparecer a las 12 de la noche más golpeada que el día anterior. Todo eso se repitió por una semana completa y ya el chico estaba angustiado, la mujer no le decía nada de su marido, solo se dedicaba a negarse hablar y a descansar en su sofá. La noche anterior los gritos desesperados de la mujer y el estado crítico en el que llegó lo hicieron pensar que pronto el esposo la iba a matar, así que bajó hasta la oficina de seguridad. Grande fue su sorpresa cuando los vigilantes y vecinos le dijeron que lo que decía era imposible, que esa mujer no podía quedarse en su habitación. Ella había muerto hace más de un año, su esposo la había asesinado.
    2
    1 Comentarios 0 Compartido
Más historias